DA IGUAL LO LEJOS QUE ESTÉS: TODO CAMINO EMPIEZA CON UN PASO.

Un solo paso. Así se materializa lo que piensas y lo que sientes. Levanta tu pie y desplázalo hacia delante. A tu ritmo. Tu ritmo no es lento ni es rápido, tampoco te tienen que esperar siempre o eres el último, ni te paras mucho o corres demasiado. Es tu ritmo. El que te va a llevar allí donde quieres con solo dar el primer paso. Respeta tu ritmo. Sólo ese gesto te traerá un gran aprendizaje y paz para tu día a día. Sólo esta práctica te será de gran ayuda.

Para mí eso es caminar: una metáfora de lo simple que es al fin y al cabo todo. Después de tantos deseos, preocupaciones, frustaciones, impedimentos, sueños, expectativas…todo se resume en ampliar tu percepción del presente, de lo que estás viendo, oyendo, sintiendo ahora y solamente dar un único paso, el primero, y después otro. Sin más juicios que llegar hasta donde puedas disfrutando del camino.

Por ello organizo excursiones en Mallorca. Para dar la oportunidad a otros de sentir y conectar con lo que yo conecto. Permítete un día al mes de compromiso contigo y con el silencio. Meditar, contactar con la naturaleza y ser capaz de estar en grupo sin hablar demasiado. Vivir lo elemental que eres: tierra, aire, fuego y agua. Ser humano. Concentrarte en tus pasos y en el camino. Sintiendo la belleza de poder estar con la gente sin tener que, sin deber, sin apariencia. Camino y pertenezco. Estoy aquí, conmigo y con vosotros. Y eso es suficiente.

Ir arriba