SI ES FÁCIL, ES POR AHÍ (o si no es fácil, por ahí no es)

Cada vez que complicamos el camino nos perdemos, no encontramos café (que es mucho peor que perderse) o cargamos pesos innecesarios (reales o metafóricos). Hoy, esta mañana, decidimos cancelar lo que pesa; caminar siempre con el Atlántico a la izquierda; no despreciar ningún café. Y todo va como la seda.
Miro a Leandro, mi pareja. Sin hablar, ya sabemos. También nosotros, juntos, recorremos el Camino de la Facilidad.

LA VOZ DEL SILENCIO
Audio «Peces y Panes», nueva entrega de «Seguir el Camino»- Leandro Hermo

Ir arriba