¿Y EN EL 2019…QUÉ?

Para este año no te pongas objetivos ni propósitos. Deja las listas y los buenos deseos.

Una buena manera de empezar el año es queriéndote y cuidándote. Regálate este año más autocuidado.
Cuidarse puede significar descansar más en casa. Quedar contigo mism@.
Quererse es no coger esa llamada porque ahora quieres estar sol@ y te respetas.
Cuidarse es dedicarte más tiempo a ti (el mismo que le dedicas a las personas que más quieres) y no dejarte para el final.
Quererse es no pretender ser de otra manera no cambiar nada, sino respetar tus necesidades, escucharlas, expresarlas y atenderlas.
Cuidarse es cultivar tu alegría, desarrollarla, practicarla, dedicarte alegría genuina diaria y regalarla.
Quererse es permitirte expresar eso que te esté pasando, lo que estés sintiendo y para eso tendrás que acercarte el oído al corazón. Se practica y se convierte en un hábito si te pones en serio.

Cuidarte y quererte son mucho más que dejar de fumar, adelgazar, comer sano, hacer deporte, cambiar de coche, de casa, de trabajo, revisar la pareja…
Cuidarte y quererte son un estado de tu alma que te llevará a vivir con plenitud, grandeza y alegría hasta el gesto más simple del día a día.

Quizá cuidarte y quererte sean los propósitos más importantes de toda tu vida. No los postergues por migajas.

Ir arriba